Revuelta de los Signos: Los muros evidenciando la injusticia

Las frases, palabras e imágenes realizadas mediante rayados y carteles en los muros de las ciudades adquieren en la actualidad un carácter distinto. Esa distinción, provocada por la contingencia socio política, hace del rayado y el cartel elementos de denuncia respecto a demandas sociales históricas. Específicamente, en el contexto del estallido social, los rayados y carteles desbordan los muros de las calles denunciando la violencia y represión ejercida por el Estado e interpelando directamente a quien transita por ellas. Lo anterior tiene un antecedente en las obras del Colectivo de Acciones de Arte, concretamente en la obra No +. El anonimato es un aspecto fundamental de ella, característica que se repite en los rayados del contexto actual “para el grupo CADA, la obra implicaba una acción artística en que desaparecía por completo la autoría […] En No +, ni firmaron con el nombre  del CADA, ni terminaron las frases, la noción de un colectivo específico desapareció y la obra en sí llegó a pertenecer como consigna comunal de la comunidad anti dictatorial” (Neustadt 2001, 37). Algo similar ocurre con los rayados y carteles actuales, imágenes que no cuentan con un autor y que representan un sentir colectivo en cuanto a la realidad, específicamente respecto al abandono del Estado hacia la infancia y adolescencia, y de la noción de educación. La ausencia de una figura autoral reafirma el trasfondo político y la experiencia de la comunidad en el contexto de la crisis social. Respecto a lo anterior, los rayados y carteles pueden comprenderse a partir del grafiti, como un arte que implica una noción de vínculo territorial y diálogo con el contexto. Néstor García Canclini señala que el desarrollo del grafiti en América Latina se caracteriza por ser “[…] una escritura territorial de la ciudad, destinada a afirmar la presencia y hasta la posesión sobre un barrio […] Sus referencias sexuales, políticas o estéticas son maneras de enunciar el modo de vida y de pensamiento de un grupo que no dispone de circuitos comerciales, políticos o massmediáticos para expresarse, pero que a través del grafiti afirma su estilo” (Canclini 1990, 314). Un punto similar entre el grafiti y las imágenes actuales es que, el rayado y el cartel aparecen en el Chile de octubre del 2019 como una alternativa y respuesta a las imágenes institucionalizadas, y a su vez, a la noción de que la ciudad – sus muros y calles – le pertenece a organismos públicos y privados. La  clandestinidad que implica el rayar un muro de una propiedad que no le pertenece a la colectividad, provoca que el acto del rayado se ejerza con rapidez y de forma espontánea, oponiéndose  a la publicidad (Canclini 1990). Sumado a esto, algo que realza el carácter contestatario de los rayados e imágenes es la simpleza de su técnica y materiales, ya sea mediante pintura en aerosol, plumones, impresiones de fotografías o textos pegados con diversos materiales en el muro, estas frases e imágenes dan cuenta que es un ejercicio de carácter masivo y abierto, situación que realza el trasfondo político de la acción y problematiza la noción de autoría detrás de las imágenes.

El espacio abierto que ocupan estas imágenes, sumado a su anonimato, remite a la herencia de las vanguardias artísticas del siglo XX, propuestas que cuestionaron las nociones de obra, artista, espectador, entre otras. En este sentido, lo analizado por Peter Burger respecto a ellas se vincula con el gesto transgresor de los rayados, “la exigencia […] va dirigida contra el funcionamiento del arte en la sociedad, que decide tanto sobre el efecto de la obra como sobre su particular contenido” (Bürguer 1974, 103). El rayado del espacio público se convierte así en una imagen no encasillada en el mercado artístico actual y que está en directa consonancia con su contexto social y de producción. Este uso del espacio público, que no responde a lógicas convencionales, se ve reforzado por la ausencia de una figura autoral que ejecute los rayados. La gran mayoría de rayados hechos con pintura en aerosol alusivos al estallido social no están firmados, son huellas que dan cuenta de un sentir general respecto a demandas por salud, vivienda y educación digna. Los tópicos que abordan son amplios, siendo la infancia y la institución del Sename uno de los aludidos con mayor fuerza. El rayado sin firmar adquiere una presencia importante en la medida que cuestiona los límites de la creación, ya que al retratar un sentimiento en común y no tener autoría, la línea entre autor-espectador se altera. Así, lo señalado por Marcel Duchamp respecto al acto creativo cuestiona el rol y el concepto de artista, “el artista no es el único que consuma el acto de creación, pues el espectador establece el contacto de la obra con el mundo exterior descifrando e interpretando sus profundas calificaciones para añadir así su propia contribución al proceso creativo” (Duchamp 2012, 236). En el caso de los rayados y carteles, el contacto que ejercen los espectadores con estas imágenes en el tránsito cotidiano por la ciudad, provoca una re significación de las imágenes, que en algunos casos incluso llega a evidenciarse en respuestas o complementos a rayados ya ejecutados. La acción artística trasciende entonces la materialidad, siendo la idea detrás de los rayados y el contacto entre quienes los ejecutaron y observaron, el gesto político más relevante. En relación a esto, Ad Reinhardt plantea , “cuando las obras de arte, como las palabras, son signos para transmitir ideas, no son cosas en sí mismas, sino símbolos o representaciones de cosas. Más que un fin o un arte como arte en sí mismo, esas obras son más un medio para otra cosa” (Lippard, Lippard y Chandler 1968, 109). Este argumento, indica que la relevancia de estas acciones se encuentra en la experiencia de quien piensa y ejecuta los rayados, de quien los interviene y a su vez del sujeto/sujetos que los observan. En base a esto, se erige como una necesidad el trabajo de la crítica de arte sobre ellas, ya que al ser un discurso centrado en la experiencia del público frente a la obra de arte, sus herramientas de análisis deben estar al servicio de procesos estéticos y políticos que se orienten a una sociedad equitativa, y por sobre todo, libre de doctrinas fascistas.

Las imágenes aquí expuestas tienen su origen en el estallido social ocurrido en Octubre del 2019 en Chile. Son fotografías de rayados en las calles de la ciudad de Valparaíso, hechos con  pintura en aerosol sobre distintos tipos de muros. A los rayados se le suma un cartel, que muestra la fotografía de un niño que tiene su  torso rayado con la frase que más abunda en esta selección de obras: “No + Sename”. Las imágenes se agrupan en torno a la categoría de infancia y las capturé caminando por las calles del cerro Playa Ancha y del centro de la ciudad. Inevitablemente, el tema de la infancia fue dominado por un sub tema: la denuncia al Servicio Nacional de Menores (Sename). Los antecedentes de abusos, torturas y muertes hacia niños vulnerados por parte de esta institución, es un tópico recurrente en los muros de las calles. Hoy esta denuncia que visibiliza el abandono de niños y niñas pobres, aparece con fuerza en el contexto del estallido social para recordar que todas las demandas por una sociedad justa, deben ir acompañadas de lo fundamental: el respeto a la infancia y la convicción de que todos los niños importan, indiferente de su origen y condición socioeconómica.

1) Autor: Anónimo

Lugar de origen: calle Freire, esquina Pedro Montt, Valparaíso. En placas de metal que cubren una tienda de artículos de maquillaje.

Título: “El Sename viola los DDHH y a los niños”

Técnica: Rayado con pintura en aerosol de color negro sobre placas de metal.

Dimensiones: sin información

Observaciones: Este rayado de color negro sobre un fondo metálico, se encuentra frente al Parque Italia o la Plaza del Pueblo en la ciudad de Valparaíso, conocido lugar por ser un punto de encuentro de protestas y de represión por parte de las fuerzas policiales. La primera vez que vi este rayado, caminando por calle Freire (13 de noviembre) sólo decía “El Sename viola los DDHH y a los niños”, al pasar días después por el mismo lugar (25 de noviembre), observo que debajo de él se encuentra escrita la oración “Claudia Lopez Presente”, de la que interpreto se refiere a la estudiante Claudia López Benaiges, quien fue asesinada por Carabineros de Chile el 11 de septiembre de 1998, en el contexto de conmemoración del golpe militar en la población La Pincoya en Santiago de Chile.

2) Autor: Anónimo

Lugar de origen: calle Pedro Montt, Valparaíso, frente a Plaza Victoria. En una cortina metálica de una tienda de ropa masculina.

Título: “El Sename colapsó antes que el metro”

Técnica: Rayado con pintura en aerosol de color negro sobre cortina de metal                                     .

Dimensiones: sin información

Observaciones: Este rayado se encuentra al final de una de las calles principales de la ciudad de Valparaíso. La cortina metálica sobre el que está hecho ya contaba con un grafiti de color verde y rayados de colores rosado y rojo. La frase hace alusión al estallido social de Octubre del 2019, debido a que fueron las protestas y las evasiones por el alza del servicio del Metro de Santiago los hechos que iniciaron las diversas manifestaciones a lo largo del territorio. La imagen además, da cuenta de la inoperancia del Estado de Chile respecto a políticas sociales, ya que se destaca el pésimo funcionamiento del Servicio Nacional de Menores (Sename), así como del transporte público.

3) Autor: Anónimo

Lugar de origen: Plaza Victoria, Valparaíso. En la base de la estatua de Otoño.

Título: “No + Sename”

Técnica: Rayado con pintura en aerosol de color negro sobre plataforma de cemento de color blanco.

Dimensiones: sin información

Observaciones: El rayado se encuentra en la parte trasera de la plataforma de base de una de las estatuas de la Plaza Victoria (estatua de la estación Otoño). La plaza, es un lugar tradicional de la ciudad y también ha servido como punto de encuentro para convocatorias de la revuelta social que comenzó en Octubre del 2019. En la imagen se destaca que arriba del rayado, se aprecia el dibujo de unos ojos con una mancha roja en uno de ellos (haciendo referencia a la mutilación ocular de la que ha sido víctima la población chilena por parte de la policía). Además, en el centro del rayado se observa un stencil con el texto “junten miedo” y el dibujo de una llama de fuego, por su posición (y la de las letras del rayado), se infiere que quien escribió “No + sename”, no quiso tapar dicho stencil.

4) Autor: Anónimo

Lugar de origen: Calle Molina, Valparaíso. Frente a Plaza Victoria.

Título: “No + Sename”

Técnica: Impresión de fotografía en papel pegada sobre muro.

Dimensiones: sin información

Observaciones: Caminando por las calles de Valparaíso, me encuentro con esta fotografía pegada en la pared. Hace unos días la había visto circulando en redes sociales y ahora observo una imagen impresa en papel en diversas partes  y pegada con engrudo al muro de la calle. En la fotografía se observa a un niño que mira a la cámara y levanta uno de sus brazos empuñando la mano. Tiene el torso desnudo y escrito con las palabras “No + Sename”, detrás de él se observa a gente caminando por la calle, por lo que se infiere que la fotografía fue tomada en una manifestación convocada a raíz del estallido social iniciado en Octubre del 2019. La imagen, que mezcla el rayado con el cuerpo del niño, es quizás la acción que más enfatiza en la denuncia de la inoperancia y el abandono de los organismos estatales hacia la infancia y adolescencia.

5) Autor: Anónimo

Lugar de origen: Calle Gran Bretaña, cerro Playa Ancha, Valparaíso.

Título: “Más de 1300 muertes en el Sename desde 2005”

Técnica: Rayado con pintura en aerosol celeste sobre muro de piedra.

Dimensiones: sin información

Observaciones: El rayado se encuentra en uno de los muros de la Plaza Waddington en Cerro Playa Ancha. La frase expone mediante cifras los abusos y vejaciones a los que son sometidos los niños en la institución del Sename. Es importante destacar que en este mismo cerro se encontraba el Cread Playa Ancha, centro del Sename que albergaba a niños y que fue cerrado a raíz de las denuncias de abusos y torturas de los funcionaros del centro hacia los niños.

6) Autor: Anónimo

Lugar de origen: Calle Patricio Lynch, Cerro Playa Ancha. Valparaíso. Muros del Colegio Santo Domingo

Título: “La escuela es la primera jaula”

Técnica: Rayado con pintura en aerosol negra sobre muro de color amarillo.

Dimensiones: sin información

Observaciones: El rayado plantea una especie de crítica a la educación escolar, tema que forma parte  de las demandas históricas  de la población, quienes han exigido la mejora y gratuidad de la educación en todos sus niveles. Caminando por las calles de Playa Ancha me encuentro con esta frase en el muro de un colegio, el texto llama mi atención debido a que de cierta manera interpela el modo educativo de las instituciones escolares y porque la referencia a la “jaula” se realza ya que arriba del muro hay púas y rejas que cercan el edificio. Sumado a esto, la frase expone la idea que la escolaridad es la primera etapa de una vida que en términos sociales se define por el encierro.

 

Texto y fotos por Cristina Flores Arriaza 

Share :
You may also like
Raro tú, raro yo, raros nosotros
Fotografía - Arte
El arte no tiene enemigos
Arte - Apuntes