Lengua sitiada

Para comenzar esta semana traemos algunos poemas seleccionados de Lengua Sitiada, el último libro de la poeta valdiviana Maha Vial (1955-2020), editado por Alquimia Ediciones.

 

11

He estado fabricando este pozo

con ahínco

nadie puede decir que

he estado mirando las estrellas

mientras soñaba con el amor

verdadero

nadie podrá decir

que he estado fuera

del pensamiento mágico

Mi desempeño

es a prueba de toda prueba

Escarbo los vientres

buscando el hueso

no me dejo seducir

por males menores

pero sudo demasiado

y eso empaña la visión

de críticos y especialistas

que sueñan con la palabra limpia

depilada y perfumada

una palabra que se vista y desvista

sobre la chaise longue

como si la vida fuese bicoca

como si la tierra girara

como si la luna

como si las garrapatas

estuvieran en la puerta de la lengua

pues no, yo le voy dando al pozo

ese hueco insondable y oscuro

insondable y húmedo

(mi desempeño es a prueba

de toda prueba)

La idea es llegar al otro lado

del mar

 

 

Me miran de soslayo      Me devoran con desprecio       Me burlan

Me mandan al infierno       (sufro pero no caigo)

Me sacan las piernas de nylon        Mis senos de cristal

Me cuelgan en las orillas sobadas del naipe

Me hacen bailar entre guiños y sueños sucios

Y yo moviéndolo sin cesar les voy diciendo que son ricos

que son hombres sobre todo que son hombres

 

que son hombres

 

 

 

 

La electroshock   La diazepam   La doctor Oyarzún

La mala e’ la piña    La picóloga    La compulsa

La laberinto    La tarro    La huevo podrido    La migraña

La suicida    La espejo roto    La vieja mañosa

La turnia    La cara e’ mono    La terremoto    La re

La flor de un día    La cabeza e’ pescao    La gota

La pata pelá    La socorro    La monedita    La cuarentona

La ya no hay remedio    La vómito    La puchén    La nada

La poquita fe    La piñén    La uña encarná    La olvido

La callejón    La crisis asmática    La cuarto de hora

La vida

 

todas las rayadas hijas de dios

 

 

 

 

soy la prostituta

la voraz sirena ninfómana

jugando con clitórica muñeca

en las fronteras de la axila humana

soy la perseguida

por el pecado miliciano

pecado jamás anunciado por palabra divina

voy como grafiti erótico

sin cuerpo sin alma

refugiando el cuerpo

refugiando el alma

buscando en miserias esquinas

las rasgadas caricias de un burdel

soy la prostituta

es el cartel que reza mi espalda

prostituta escribieron con el ardor

del fuego robado a los dioses

prostituta en el pellejo

de mi espalda

 

YO DIGO: “SOY LA AMANTE”

YO DIGO: “SOY EL AMOR”

 

 

 

No hay más palabras que esta mesa pobre

ni más guiño sexual que esta risa de gallina rota

No más una sopita aguada pa’ seguir ofreciéndote

el amor que bajo este Dios lejano te prometí

 

Y aquí estamos tú y yo vestidos de nadie

con sólo la piel de la baba

mirando como crecen los pastos

con la ajenidad del mundo en cuenca

cuando te vas por ahí pa’ ser otro

alegre y ardiente que mi cuerpo

no toca ni siente

No. No hay más palabras que esta mesa pobre

ni más horizonte que mi destino pegado

a tu costilla al son de tu costilla

desde donde nazco y muero

pa’ ser la misma eternamente

 

mesa pobre

 

 

 

Todas soñaron con escobas

Todas    cogieron alguna vez escobas

Todas    cabalgaron sobre escobas

Todas    saltaron el palo de escoba

Todas    fueron brujas volando sobre escobas

Todas    danzaron abrazadas a la escoba

Todas    debieran usar escobas

 

Todas    íbamos a ser escobas

 

todas íbamos a ser escobas

 

 

 

 

 

Lengua Sitiada
Maha Vial
Alquimia Ediciones
2020
165 pp.

Share :
You may also like
Pasados en limpio – Poemas de Andrés Anwandter
Poesía
Saliendo de la Ciudad
Poesía