Ruido conocido

 

Oiga hasta cuándo el asfalto se hace eterno?

asfalto acaso qué es eso

pues, un pavimento que antes era tierra

tierra que se convertía en barro

que alguna vez soplé mientras tocaba una flauta

sonaba armoniosa y la tierra fértil, que es ahora el asfalto infinito,

compró un seguro de vida maravilloso

y por eso es infinito pues.

 

 

***

 

Se siente vacío y lleno.

Le duele la razón, pero lo que lo llena le da vida, es más,

es un motivo que no se elige, no como no haber tomado

esas clases de piano, o haber seguido por ese camino.

¿Vacía en qué? en nada, si está vacía.

 

Aunque lo tenga ahí dentro palpitando y

sonrojado, algo le falta, o algo quiere expulsar.

Quiere caminar a esta hora por la vereda húmeda

cielo gris, hojas en el suelo

ambiente de soledad.

 

Para que esta tenga una temporalidad por lo menos

que no sea tan imaginaria.

 

 

Competencia limpia

es impulsiva

 

La gano yo siempre

pero a qué costo

 

Suciedad gangosa

y no hay perspectiva

 

Despertar tan cerca

caminar el asombro

 

Soleada pared

verdosa entrada

 

Aclama el unir

del movimiento bullicio

 

***

 

El martes pasado tuve un sueño donde aparecía una periodista

y soñé que en la casa del campo estaban todos mis amigos y gente que admiraba

en ese momento, resulta que habíamos terminado de almorzar

y de tomarnos un café, nos dio sueño y fuimos a dormir la siesta after lunch

En el living de la casa de campo, miles de almohadas y mantas, todos en

cualquiera si daba lo mismo, la periodista se acuesta al lado mío, al otro lado de

ella estaba su supuesto pololo, y sentí en ella una sensación maternal

que nunca había sentido con otra persona que no sea mi mamá

y entonces ella me abrazó y estábamos tapadas junto al resto y el calor

de las mantas y de este abrazo maternal se volvió en algo a lo que me puedo aferrar.

Jamás pensé en sentir lo que siento con mi mamá con otra persona

y aunque haya sido un sueño, lo hice, sabes. Leí todos los libros de la periodista

me gustaron, la sentí cerca. Ahora como una plenitud de tal cercanía como a la de

una madre, es loquísimo pero así resultó ser.

 

Manos empañadas

orejas de mariposa

 

Eras transitoria

cuando el tiempo deshizo

la lógica de los entrelaces

 

La incógnita tierra

sopló despacio

empolvó a los pies

recién lavados.

 

Nunca entendí al cielo

al viento no lo veo

 

sensibilidad táctil.

 

***

 

Prima, pensábamos lo mismo, lo dije y asentiste,

porque era así. En medio del bosque seco verde claro,

no celeste como tus ojos, en ese camino pequeño y

estrecho con olores extraños me enseñaste tus canciones.

Con algunas lloré y no pude parar nunca más, con otras

canté e intenté sacar la voz, porque tu cantas alto por

eso intento hablar alto, para crecer en sueño y en trazo.

Con desconocidas, nos tomamos las manos, también

cuando hay que correr rápido y se enredan los pies,

y estalla en llanto y estalla en risa, lo ha plasmado en

el registro creativo que nunca termina. Me dijiste

la verdad, y viajamos con ella, miramos la lluvia

y nos entró en los ojos, alerta y contenta se incluyó

en nuestras pieles y nos empapó con su eléctrica fluidez.

 

Sueño redondo

 

Tensión redonda

sale rodando

rápido.

 

Girará y girará

se cansó.

paró.

 

No sabía ya

a dónde ir

fue el

rocío

Quién la despertó

 

 

Sufrió la

metamorfosis

de un descanso

merecido

 

 

Sueño redondo.

 

***

 

DE LA RUTA

 

 

De la ruta un racimo

que se quemó a lo lejos

 

Sonó muy fuerte

lo irradió todo

 

Se amaron en gente

alinearon tu camino

destruido años atrás

rompió su cuchara de palo

bullicio de lo más real

 

De las aulas huyó

el sueño

y llamó a llamar

lo estático al movimiento

luz cálida de noche.

 

Muchas gracias por eso

 

Por Olivia Cervantes

Foto por Luigi Ghirri

Share :
You may also like
Saliendo de la Ciudad
Poesía
Rompecabezas
Poesía