Cobertura Festival Internacional de Cine de La Serena 2018

Por primera vez como Revista Oropel pudimos ir a cubrir el Festival Internacional de Cine de La Serena que en este 2018 tuvo su cuarta versión. En esta ocasión las competencias eran cinco, radicando lo internacional del festival en la competencia a Mejor ficción latinoamericana con películas provenientes de BAFICI (Buenos Aires Festival Internacional de Cine Independiente). En esa categoría compitieron películas provenientes de Argentina, Brasil, Ecuador y México, resultando ganadora Chuquiragua del director Mateo Herrera, una historia sobre tres amigos acampando en la sierra ecuatoriana, con una fotografía en blanco y negro hipnotizadora. En nuestra opinión era favorita Vergel de Kris Niklison, un retrato intimista de una mujer brasileña que acaba de enviudar en unas vacaciones a Buenos Aires, resguardada por la flora del departamento que alquila, con trazos de gran talento por parte de Niklison tanto en su narrativa como tratamiento audiovisual.

En la competencia de ficción nacional competían algunas películas que ya han tenido amplio recorrido en carteleras nacionales como Princesita y Sapo, otras ya estrenadas como La Salamandra, finalizando con Reinos y La Madre, el hijo y la abuela, que no han sido aún estrenadas en cartelera. Se exhibieron también en otras funciones Los Perros, Cirqo y Cabros de Mierda, ofreciendo un panorama del estado de la ficción en Chile, que a pesar de haber ganado un Oscar sufre de carencia respecto al estado actual del documental.

En la competencia documental nacional estaban quizás las mejores películas de todo el festival, esto por supuesto en nuestra opinión personal. Tierra Sola y La Directiva, ganadoras del pasado Festival de Valdivia, junto a En Tránsito, El Pacto de Adriana y por último Il Siciliano configuraron una cartelera documental con lo mejor del año, con temáticas diversas y el hecho significativo de ser cinco documentales dirigidos por mujeres, afianzando el lugar protagonista que las directoras chilenas de documentales están actualmente ejerciendo. Cabe destacar que todos los documentales, excepto Tierra Sola que se estrena en unos meses, han estado en cartelera.

El hecho de que la mayoría de las películas nacionales exhibidas ya hayan sido mostradas en cartelera podría ser un elemento negativo para la mayoría de los festivales, los cuales se enfocan en presentar una cartelera atractiva y lo más inédita posible a sus espectadores. En este sentido el principal objetivo de FECILS es la descentralización de la cultura, la formación de audiencias y la diversificación de la cartelera regional, esta última condicionada directamente por cines comerciales con una cartelera sumamente limitada, por lo que llevar a las distintas comunas de la IV región los mejores estrenos chilenos del año (en su mayoría cine independiente), es coherente con la misión que se propone FECILS.

En cuanto a la gestión de FECILS, cabe destacar la sala del Museo Arqueológico, cómoda, con un gran sonido e imagen. También vale señalar lo difícil que era maniobrar entre la programación diaria, que poseía horarios de inicio iguales para muchas películas (11:00; 16:00; 17:30; 19:00; 20:30) limitando la posibilidad de ver más de tres películas al día. Además, a pesar de exhibir 102 películas ,según la web de FECILS, casi todas ellas eran proyectadas solo una vez en los tres días de festival, lo que hace que sea imposible ver, por ejemplo, dos competencias distintas. En nuestro caso optamos por ver las correspondientes a Mejor Ficción Internacional, y esa opción no fue compatible para poder ver, por ejemplo, alguna de las películas de la competencia Mejor ficción nacional. Por lo demás sabemos que no es un tema de voluntad, síno de la necesidad de los recursos necesarios para tener horarios más amplios y diversos. Y teniendo en cuenta el histórico desprecio por las propuestas artísticas y culturales del norte de Chile desde los organismos que financian este tipo de instancias, debe ser sumamente difícil conseguir recursos para producir un festival de cine en el norte de Chile, y eso que estamos hablando de lo más austral del norte.

Agradecemos a FECILS por la hospitalidad y esperamos seguir encontrándonos en próximas versiones.

Mejor ficción nacional

Ganadora: Reinos (Pelayo Lira)

Mejor documental nacional

Ganadora: Il Siciliano (Adriazola, Pizarro, Sepúlveda)

Mejor ficción latinoamericana

Ganadora: Chuquiragua (Mateo Herrera)

Mejor documental regional

Ganadora: Desierto No Cierto (Nathaly Cano)

Mejor cortometraje regional

Ganadora: El Limpia Botas (Andrés Gallegos)

Mención Honrosa: Leche Materna (Claudia Angulo)

Por: Lu Zurita y Miguel Ángel Gutiérrez

Share :
You may also like
Carta de un niño chilote a José Luis Torres Leiva
Cine - Epistolario
Crítica Il Siciliano
Cine - Crítica