La Truncada Ilusión de Justicia

La última versión de SANFIC (Santiago Festival Internacional de Cine), nos permitió ver algunas de las mejores películas que han circulado en los festivales internacionales del último año, y también apreciar la creciente producción de cortometrajes y largometrajes en Chile. Pudimos además conocer de cerca el trabajo de un renombrado director de fotografía como Rainer Klausmann, quien trabajó con Werner Herzog, Fatih Akin, y Oliver Hirschbiegel, gracias a un conversatorio que fue realizado en la Cineteca Nacional. Quisimos evitar hacer una reseña típica sobre el festival, no ahondar en los ganadores de las competencias o en la alfombra roja. Preferimos, al contrario, buscar un hilo en común entre algunas de las películas que vimos en esta cinematográfica semana. Así llegamos a un análisis de tres películas: Graduación (2016), El Viajante (2016), e In the Fade (2017), con personajes muy distintos, pero que sin embargo se ven enfrentados a una historia parecida.

En la sociedad actual existe un apogeo de la sensación de inseguridad, las fronteras y aeropuertos cada día están más controladas, las calles colmadas de policías, las puertas cerradas y los parques vacíos de noche. No es casualidad que en estas tres películas haya un componente socio-político catalizador de esta sensación, los personajes intentan por esa vía racionalizar lo que les está ocurriendo, pero esto no logra aminorar en alguna medida su padecer. ¿Qué es lo que ocurre en estas tres películas que es tan parecido? La pérdida de todo control y estabilidad que provoca un accidente, el desarme de la ilusión de poseer una vida “normal”. Cuando un ser querido sufre un accidente, ¿Quién puede mantener el control?

Graduación (2016) es una película rumana de Christi Puiu, nominada al Oscar pasado por su país. Narra la vida de un médico, Romeo, interpretado por Adrian Titieni, recurrente actor de la llamada “nueva ola” del cine rumano. Él es un hombre obsesivo, con metas y principios fijos. Tiene toda su vida y la de su familia planeada, pero algunos problemas, un matrimonio acabado y una amante, profesora de su hija. Su hija es lo que mantiene a su familia nuclear unida, y por lo tanto, elemento pródigo de todo control.

La hija, Eliza, está en el último año del colegio y en pocos días debe rendir un examen para lograr entrar a la universidad. Por sus buenas notas se aseguró una beca en Londres si alcanzaba un buen puntaje en el mencionado examen. La idea de Romeo y su esposa es que cuando ella se vaya a Londres ambos se separarán y él irá a vivir junto a su amante.

Un día él va a dejar a su hija al colegio, en vez de dejarla en la puerta la deja a una cuadra. Ella se baja y a los pocos segundos es atacada, la intentan violar y golpean. Este accidente provoca que Eliza se desestructure completamente y no crea tener la estabilidad emocional suficiente para rendir el examen, sin embargo, eso significaría perder la beca y de paso arruinar la planificación que su padre había trazado para el futuro. Ante este suceso, Romeo, además de contenerla, busca influenciarla para que de igual manera rinda el importante examen, por lo que emplea métodos diversos para intentar convencerla.

Es en este contexto que el padre pierde todo el control que parecía tener sobre su vida, los planes para su hija, amante y esposa parecen estar destinados al fracaso, se enreda en asuntos de corrupción y lo persiguen los detectives, todo lo que en un principio parecía hermético y concomitante, se vuelve amorfo. Hay un tema recurrente en la película que nos ilustra en tres escenas la manera en que él pierde el control también de sí mismo. En un principio él aparece pelando una manzana de manera metódica y prolija, la pela de tal manera de no dejar restos de basura más que un hilo singular de cáscara, haciendo gala de su precisión de cirujano. Luego en otra escena se ve que ya no puede pelarla así, deja más restos, debe cortar la manzana en pedazos para poder sacarles la cáscara. Finalmente apenas puede cortar la manzana, lo hace en pedazos disímiles, no les quita la cáscara, ya está cansado, tiene poco o nada de control sobre su vida y sobre su precisión. Cabe destacar que el uso de una manzana como recurso narrativo en el cine tiene antecedentes en el cine de Yasujiro Ozu, específicamente en Primavera Tardía (1949).

El viajante (2016) es una película iraní de Ashgar Fashadi, ganadora del Oscar a mejor película extranjera el año pasado, segundo galardón de este tipo que recibe el director después de La Separación (2011), y con un drama parecido. Emad es profesor en un colegio, además junto a su esposa Rana son actores de una compañía de teatro en Irán, están montando una obra sobre “La muerte de un viajante”, una adaptación de Arthur Miller, donde él es el director y actor principal, y ella es la protagonista femenina. En este contexto deben mudarse debido a que su anterior edificio tenía riesgos de derrumbe. Después de buscar un lugar donde vivir, un amigo de la compañía les ofrece un lugar que él arrienda y ahora está desocupado. Cuando están instalados en este nuevo departamento un día Emad decide ir al supermercado mientras Rana se está bañando. Suena el timbre, ella sale de la ducha y abre sin preguntar pensando que era su esposo, pero no es él, y ocurre el accidente. Cuando Emad vuelve, el victimario ya no está en la casa, pero sí Rana ensangrentada y viva. Este accidente desestabilizará sus vidas, Rana no podrá seguir actuando y Emad deberá hacerse cargo de la obra y el dolor de su esposa.

In the Fade -Aus dem Nichts- (2017) es la última película de Fatih Akin (Gegen die Wand, etc.), con la dirección de fotografía de Rainer Klausmann. Está ambientada en Alemania, narra la historia de una pareja entre una alemana (Katja) y un turco (Nuri), quienes tienen un pequeño hijo de alrededor de 8 años. La película comienza con su casamiento en la cárcel ya que él se encuentra preso, luego Nuri sale de la cárcel y tienen un hijo, compran una casa y comienzan a vivir una vida “normal”. Un día ella va a dejar a su hijo a la oficina de su esposo, así puede ir a visitar a una amiga que está embarazada. Vemos en esta escena la hermosa dinámica familiar que poseen, el amor entre los tres, la complicidad absoluta.

Cuando sale de la oficina ve a una mujer que deja una bicicleta sin amarrar, le dice que es mejor que la asegure porque este es un barrio peligroso, ella nerviosa le contesta que no se preocupe, que vuelve en seguida. En la alforja de la bicicleta había un bolso. Un par de horas después vuelve a la oficina de su esposo, se encuentra con bomberos, policías y cintas de “peligro”, comienza a avanzar mientras grita y encuentra la oficina reducida a cenizas. Un detective le comienza a hacer preguntas de protocolo y le informa que la bomba provino del bolso de la bicicleta. Su vida se derrumba, se contacta con su abogado y comienza la investigación.

(in) Justicia y Venganza

No pretendemos contar el tercer acto de ninguna de estas películas, sin embargo daremos algunos detalles para ejemplificar. La reacción de los tres personajes es la misma, la habitual, acudir a la justicia, a la policía. El médico de Graduación hace la denuncia y espera que la policía, liderada por un viejo amigo suyo, encuentre al hombre que le hizo esto a su hija. El profesor de El Viajante hace lo mismo esperando saber quién entró a su casa y atacó a su esposa. La mujer de In the Fade sí sabe quiénes pusieron la bomba y acude a un juicio en contra de ellos, la mujer de la bicicleta y su novio, ambos neo-nazis. Los tres personajes fracasan, o mejor dicho, la justicia ordinaria fracasa en dar solución a los requerimientos de las víctimas. En Graduación nunca se encuentra al hombre. En El Viajante la policía no da solución alguna. En In the Fade el tribunal alega no tener pruebas suficientes para inculpar a los neo-nazis de poner una bomba en un barrio turco.

La ineficaz respuesta de la justicia provoca que los protagonistas la tomen por sus propias manos. Los tres buscarán acercarse a los victimarios de manera distinta. El de Graduación lo busca en todos lados, cobra todos los favores que puede para que lo encuentren, la policía selecciona algunos sospechosos pero la hija no reconoce a ninguno. El de El Viajante logra, luego de mucho buscar, localizar al hombre que entró a su casa. La protagonista de In the Fade sigue a los neo-nazis a Grecia, donde ellos escaparon luego del juicio.

El protagonista de Graduación una noche va sentado en la micro y por la ventana observa a uno de los sospechosos que la policía había encontrado, se baja apresuradamente y comienza a perseguirlo sin éxito, se pierde en un barrio oscuro y solitario donde sólo se oyen ramas y ladridos, finalmente llega a la casa de su amante donde busca refugio. El profesor de El Viajante comienza a hilar una estrategia para estar a solas con su victimario y confrontarlo. Finalmente lo logra y en una genial escena todos los personajes llegan al límite de su moral para fundamentar su actuar. La protagonista de In the Fade logra encontrar en Grecia a los neo-nazis sin saber realmente qué hacer, lo que dará pie a un desenlace impresionante.

Por Miguel Ángel Gutiérrez.

 

Share :
You may also like
Una Mujer Fantástica: La perspectiva del monstruo
Cine
Zama: la enferma espera
Cine - Crítica - Festivales