Número 6 de la calle Shangyi – Por Yu Jian – Traducción de Martín López

 

Número 6 de la calle Shangyi, junio de 1984

 

Número 6 de la calle Shangyi,

un edificio amarillo de estilo francés

los pantalones de Lao Wu se están secando en el segundo piso

un grito       se asoma   de la entrepierna una cabeza con anteojos

todos los días   desde temprano ya hay cola

en el gran baño público de al lado

solemos presentarnos allí al anochecer

acudiendo en masa como hediondo pescado enlatado

abrimos cajetillas de cigarros     abrimos

la boca encendemos uno

rajando las preocupaciones de muchos días

desplegando la soledad traída del mar por los hombres la

pintura de Yu Jian está clavada a la pared

muchos se oponen a ello

solo conocen a Van Gogh

la camisa de Lao Ka se achurrascó vuelta un trapo

la usamos para limpiarnos el jugo de frutas de las manos

está hojeando un libro de pornografía

y más en la tarde tiene una cita

a menudo llegan en pareja

aquí discuten     aquí coquetean

un día anuncian su separación

por un tiempo     los amigos se relajan     son felices

pero al día siguiente envía invitaciones de boda

todos se visten impecables     y van al banquete

el manuscrito de Zhu Xiaoyang está invariablemente repartido sobre la mesa

sus palabras a las 6 y a las 7

 

el bastardo nos mira fijamente como un policía

somos confrontados por ese par de ojos inyectados en sangre

con miedo a que nos miren en menos si decimos que es bueno

con miedo a que les salgan chispas si decimos que es malo

solo podemos hablar opacamente

como un poema de moda

Las pantuflas de Li Bo son aplastadas por los zapatos de cuero de Fei Jia

sus pies envueltos en la funda de almohada de Lao Wu

ya se ha hecho un nombre     es celeste

su tarjeta de membresía del sindicato de escritores

a menudo se acuesta en el camarote de arriba

diciéndonos cómo deberíamos usar los zapatos

cómo deberíamos mear     lavar la ropa interior

cómo cocinar     dormir etcétera y así sucesivamente

cuando regresó de Beijing en 1982

su manera de ser era más profunda que antes

habló de intrigas literarias

en el tono de un autor famoso

El té es de Lao Wu     el medidor de electricidad es de Lao Wu

el piso es de Lao Wu     los vecinos son de Lao Wu

la nuera es de Lao Wu     el remedio estomacal es de Lao Wu

la flema las colillas de cigarro el aire los amigos son todos de Lao Wu

En una ciudad sin prostitutas

los hombres vírgenes hablan confianzudos sobre mujeres

de vez en cuando faldas van y vienen

a esa edad todos soñábamos con meternos bajo una

pero no estuvimos dispuestos a doblar nuestras cinturas

Yu Jian no era famoso aún

y fue reprendido cada vez

inscribió sus muchos seudónimos   profundamente significativos

sobre un periódico viejo

hubo uno al que todos temían

trabajaba en cierta oficina

“que venga, que venga

¡no diremos nada!”

algunos días el clima andaba malo

siempre tuvimos mala suerte en la vida

entonces atacamos las obras recientes de Fei Jia

dijo que Zhu Xiaoyang era un gran maestro

luego esta oveja le acariciaría la billetera

titubeando al borde del así y asá

ocho bocas riendo     de una se pondrían de pie

Aquella fue una era de sabiduría

tantas conversaciones que podrían haber producido libros

si hubieran sido grabadas

fue un tiempo muy emocionante

tantas caras se aparecieron por aquí

si preguntas en la ciudad

descubrirás que ahora todos son grandes nombres

Está chispeando afuera

y llegamos a la calle

el gran baño público está desierto

por primera vez lo usas sólo

algunos se han casado

algunos se han hecho famosos

algunos se van a occidente

Lao Wu también quiere ir

todos dicen que solo finge ser un tipo duro    pero todos están ansiosos

Wu Wenguang, te vas

¿dónde se me quemará la comida esta noche?

Viejas deudas de gratitud y resentimiento     clamor y confusión

por fin todos se han ido

un piso vacío es dejado atrás

como un disco viejo     que nunca volverá a sonar

en otros lugares

a menudo mencionamos el número 6 de la calle Shangyi

diciendo que un día dentro de muchos años

los niños vendrán a mirar

cuando Zhang Qingguo y otros oyen esto

se sienten celosos     pero actúan con naturalidad

cómo es que no conocimos a Wu Wenguang en ese entonces?

piensan esa noche     en sus camas

 

(Traducido por Martín López)

 

Biografía del autor

Yu Jian (China, 1954) es una de las figuras más importantes de la poesía china de las últimas décadas. Perteneció a la llamada Tercera generación. Su carrera despegó cuando en 1986 su poema Número 6 de la calle Shangyi fue publicado en Shikan, la revista de poesía más importante de China.

Entre sus libros de poemas se cuentan 60 poemas, El nombramiento de un cuervo, Archivo 0, En un largo viaje y Un clavo que cruza el cielo. En prosa destacan Notas en el libro de cuero caféDetrás de Lijiang, A este lado de Yunnan y El río de las deidades. En español ha publicado dos libros de poesía: Antología de Yu Jian (Ediciones Gog y Magog, Buenos Aires, 2015) y La piedra de Kata Tjuta (China Intercontinental Press, Beijing, 2015). En Chile lo encontramos incluido en la antología Un país mental (LOM, Santiago, 2013).

Share :
You may also like
Copycat – Por Matías Méndez
Poesía
Traducción de la introducción y el primer poema de «DESERT JOURNAL» de ruth weiss – Por Alcides Castro
Poesía