Tres poemas de Simón López Trujillo

Corazón también se dice plato vacío de cerámica, libro de cartas y servilleta

Ha caído una hormiga sobre la pantalla del computador
a las 14.27
en mi habitación

afuera hay un día hermoso que no importa
nada de esto importa
solo la hormiga
y ya se ha ido

yo quería contarles
pero se fue

no dejó nada
cómo podría hacerlo
era una hormiga

hay un frasco lleno de hierbas terapéuticas
una cinta de doble contacto

por qué a la gente no le importan las hormigas
si caen del cielo como caen del techo
en cualquier momento podrías recordar
te comerán el hígado
serás agüita para beber

hay una caja con todos los libros de Huidobro
una foto mía de cuando iba en el jardín
la hormiga no está se ha ido no pude hacer nada
ella vino como se fue
no importa yo
sé que es una hormiga más sobre el computador

pero creo que algunas de las hierbas del frasco se han podrido

hay una caja de fósforos vacía
yo podría guardar algo dentro
un millón de cosas

Pequeño zorzal

Hay una ventana en la cocina que no cierra por completo
es un problema del gozne
está hundido y no dobla bien
si uno intenta cerrarla
solo consigue empujar el marco contra la pared.

El vidrio tiembla
en ocasiones
ha estado a punto de romperse.

Yo tenía un frasco lleno de hierbas terapéuticas
tuve que botarlo
las flores se pudrieron.

Pienso que en cualquier momento puede entrar un pájaro a la cocina sin que yo lo sepa.
La ventana rota es frágil
él lo debe saber.

Entrará sin hacer ruido
probará del pocillo del gato
destapará una mermelada.

Oye tú
pequeño zorzal
¿ahora cómo piensas salir?


Playing ball

me quedo viendo el video de un cuervo que persigue una pelota de ping pong

alguien la levanta
la arroja sobre el cemento

la pelotita da unos botes
se esconde en el tendedero doblado
el cuervo la busca

hay un perro en el video que no es protagonista
alguien habla en ruso
kvias
kvias

llama al cuervo
arroja la pelota

la cámara persigue al perro
el cuervo grazna la tarde en el jardín

hallo maneras de pasar de largo el frío de mi ciudad

la pelotita se oculta debajo de una mesa
el cuervo la recupera

botes en el cemento
kvias kvias
el perro muerde la pelota
no la rompe

el cuervo grazna
y se la devuelve

alguien la recoge con los dedos
el perro pasa a segundo plano
arroja la pelotita entre las plantas

el cuervo se hace cargo
todo lo puede

hasta que el video
simplemente se termina

 


Simón López Trujillo
 (Santiago, 1994). Estudiante de quinto año de Licenciatura en Filosofía por la Universidad de Chile. Ha publicado Intemperie (2017) en conjunto a Matías García Apsé. Es miembro fundador de la editorial Velando Bestias.

Share :
You may also like
Cinco poemas de Rodrigo Ponce
Poesía
Tres marcianos
Literatura - Poesía