Rayando la cancha: Beau Travail (1999)

Recuerdo hace un tiempo haber visto por la redes un video de “Now You See It”, canal estadounidense de Youtube, que se especializa en análisis cinematográfico. En uno se sus capítulos se planteaba la importancia que subyace en los inicios de cualquier film, se analizaban variadas películas, desde “2001: A Space Odyssey” (1968) hasta “Little Miss Sunshine” (2006). De esta forma se expresaba que la mayoría de las veces olvidábamos rápidamente el inicio de la películas, que en síntesis, usan la introducción como una fase narrativa esencial en la que plantean sus temas, premisas y arcos característicos de el/los personaje(s) principal(es). Cómo bien diríamos: “Se raya la cancha”.

Dicho esto, a modo de lograr descifrar los límites del film, haré un análisis en detalle del inicio de este. Específicamente de sus 4 primeras escenas las que conforman el inicio de este; el sexto largometraje de la directora francesa, Claire Denis.

Como primera escena de este film se nos presenta, con un movimiento horizontal de cámara, un mural de la ciudad de Yibuti deteriorado quecon solo los colores rojo y negro, caracteriza a militares de la legión francesa ejecutando a una persona de la cual no tenemos idea de su procedencia. Podría ser un miembro de esta misma o también un extranjero que quiso cruzar la frontera. Luego la cámara termina en un encuadre de la bandera representativa de la legión.

La segunda escena, con el uso de cámara fija, encuadra desde dentro de un vagón de tren a la estepa de poca vegetación en la que transcurrirá la mayoría del film. Luego en la siguiente secuencia se ve esta misma, esta vez con una familia argelina mirando a través de una ventana.

La tercera escena también usa cámara fija pero ahora desde afuera del tren y con el uso de una óptica de gran angular. Vemos el desierto sin vegetación y las tormentas de arena a lo lejos. Luego un plano general de un tanque militar en desuso que apunta hacia el cielo. A su lado 2 tanques de petróleo. En esta misma escena ahora con un plano de movimiento vertical, podemos ver dos arbustos. La cámara avanza y observamos la sombra de una persona que a medida que la cámara avanza se va apreciando su cuerpo. Es un militar de la legión francesa de tez negra meditando junto a sus compañeros. Todos lo hacen en conjunto, tienen los ojos cerrados y sus brazos apuntan al cielo. El desierto sigue participando dentro del encuadre de fondo.

Como cuarta y última escena de introducción, podemos observar el mar y su oleaje en el cual se reflejan algunos rayos de sol. Este se funde a un plano detalle de Galoup (protagonista) escribiendo para luego volver a fundirse en un plano medio de los militares con el mar de fondo. Finalmente se escucha una voz en off narrando los textos anteriormente vistos.

Ya habiendo hecho una explicación de dichas escenas, quisiera adentrarme en lo que es un análisis de las escenografías y paisajes que se nos presentan, y cómo estos nos plantean la premisa de esta película en conjunto a la emocionalidad y situación psicológica de los personajes que participan dentro de esta.

Los militares retratados en el mural son la representación gráfica de cómo es la situación actual entre la frontera francesa y la de yibutiana. Un mural desgastado que nos deja inquietos ya que con el transcurso de la película podremos notar que el hombre que efectivamente está siendo ejecutado debería ser un extranjero, por lógica, deducimos. Teoría errónea ya que en el transcurso de la película podremos ver cómo es que dentro de la misma legión francesa, un hombre es arrojado al desierto con intenciones de que este muera con razones provenientes del oficial Galoup, el personaje principal del film.

En la segunda escena se nos muestra un desierto que deja al descubierto la situación actual en la frontera ya que no hay ninguna casa u hogar. No existe vida, por ende las situación actual es extrema y la historia encaminada en esta misma línea de la delgada línea que existe entre la razón y el poder.

Tercera escena y seguimos situados en el imponente desierto francés. Ahora se nos muestra un tanque que apunta directamente hacia la imagen con que terminará esta escena: los militares. Por ende, deducimos que durante el film se nos planteará una lucha dentro de la misma legión extranjera francesa ya que no existe un adversario al cual apuntar. Es por esta misma razón que meditan. El rival es interno y es necesario apaciguarlo conectándose con lo más profundo, o a lo que sus brazos apuntan: el cielo.

Tales de Mileto, antiguo filósofo, matemático, geómetra, físico y legislador griego; planteó en una de sus tesis filosóficas: “La fuente o principio de todas las cosas es el agua”. Este término filosófico bien conocido como “Ápeiron” es inmortal e indestructible, inengendrado e imperecedero, pero de él se engendran todas las cosas. Todo sale y todo vuelve al Ápeiron según un ciclo necesario. De él se separan las sustancias opuestas entre sí en el mundo y cuando prevalece la una sobre la otra, se produce una reacción que restablece el equilibrio «según la necesidad, pues se pagan mutua pena y retribución por su injusticia según la disposición del tiempo».

Este principio, no menos revelador para la época, se nos instala como metáfora dentro de la cuarta escena en la que podemos observar el oleaje del mar y el reflejo cristalino del agua sobre él. Galoup escribe y escribe, nos adentramos en una historia, su relato. Es el principio del film y también principio de un testimonio liberador debido a su reconstrucción. Sin pensarlo mucho Galoup reconstruye un relato que flota en un oleaje  que aparenta ser sereno y sosegado por los giros del pasado, sin embargo, este aún sigue perturbado por una astilla en su memoria que solo puede extraerse a punta de puño y letra.

De esta forma “Beau travail” en su comienzo nos hace transitar bajo la luz del sol, entre dos mundos que subyacen en un misma historia: el presente y el pasado. Esta dualidad que se nos presentará durante todo el film es parte de una historia propia o quizás no tan propia, ya que se plantea en un paisaje abierto que fotografía el horizonte colectivo que emerge, evoca, y cataliza el pasado para mantenerse con vida.

Por Camilo Ymar Cárdenas Browne.

Referencias:

Opening Shots Tell Us Everything – Youtube

Tales de Mileto y el Principio de todas las cosas

 

Share :
You may also like
Una Mujer Fantástica: La perspectiva del monstruo
Cine
Esta película es mía – Problematizando el concepto de autor
Cine